Semana Santa en Torremolinos. Qué ver y dónde disfrutarla
9 abril, 2019
Torremolinos desde las alturas. Descubre nuestra ruta por los miradores de nuestra ciudad.
15 abril, 2019

Si paseas por la zona del Bajondillo, te verás sorprendido por este palacete de estilo neomudéjar que destaca entre la arquitectura de Torremolinos. Este singular edificio, construido en 1925, perteneció a la familia Luque-Navajas, vinculada al negocio de la caña de azúcar en los terrenos que ahora forman parte del aeropuerto Pablo Ruiz Picasso de Málaga. En aquella época, se trataba de una de las industrias más fructíferas, en alza pues se regaban esos terrenos con el agua que surgían de los Manantiales de Torremolinos.

Antonio Navajas, decidió construir este pequeño palacete residencial en un acantilado frente a la playa del Bajondillo. Era uno de sus grandes sueños, tener una casa frente al mar y en ella vivieron hasta tres generaciones de la familia Navajas. Quedó prendado en 1925 de una finca baldía en Torremolinos. Tenía agua y a él le bastaba. Enseguida se dió cuenta de que era un lugar privilegiado y el tiempo le ha dado la razón.

El edificio fue construido con la estética de la época, el estilo neomudéjar, que destacó en la provincia de Málaga a principios del siglo XX. De hecho, si en tu visita, te acercas a la capital malagueña encontrarás otros emblemáticos edificios con una estética muy similar, como el antiguo edificio de correos y telégrafos, actualmente el Rectorado de la Universidad de Málaga, junto al Ayuntamiento malagueño o el mercado de Salamanca en El Molinillo.

Cómo es el palacete

El palacete cuenta con dos plantas. En la primera planta, que en su momento fue la destinada a la vivienda familiar, encontrarás un amplio vestíbulo y varias habitaciones. La segunda planta fue concebida como mirador con dos torres que permiten admirar la bahía de Málaga.

De la decoración exterior de la casa destaca el uso de azulejos sevillanos con motivos geométricos y la representación en la fachada principal de una alegoría de las cuatro estaciones, aunque en este caso y dado lo benigno del tiempo de la Costa del Sol no representaron el invierno. En los miradores se encuentran pequeños azulejos de escenas costumbristas. En el interior podemos encontrar arcos y yeserías y otros elementos decorativos de inspiración romántica islámica.

Remodelación y puesta en valor

Tras la declaración por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía como Edificio de Interés Histórico en 1991, el Ayuntamiento adquirió el palacete en el año 2000, con la condición de que la última de las hijas de Antonio Navajas siguiera habitando allí tres años más. Años después en 2011 el Gobierno Municipal decidió comenzar las obras de restauración del palacete, lo que frenó el deterioro del edificio. Este volvió a abrir sus puertas en octubre de 2014. En su rehabilitación se habilitó una gran sala para celebrar bodas civiles, siendo uno de los marcos preferidos por los vecinos de Torremolinos. Junto a las bodas también se realizan allí otras ceremonias oficiales.

Hoy día la Casa de los Navajas es uno de los edificios más emblemáticos de Torremolinos y uno de los más singulares. Su silueta sobresale entre los apartamentos que se han ido levantando a su alrededor. Este edificio ha sido testigo del desarrollo de nuestra ciudad y ahora alberga gran parte de la agenda cultural de la ciudad acogiendo exposiciones, obras de teatro y microteatro y conciertos.

De entrada gratuita, se puede acceder por la calle Bajondillo y por la vía Las Mercedes en horario de 11 a 14 horas y de 18 a 20 horas.

Protagonista de las mejores fotos

La Casa de los Navajas se ha convertido además en icono fotográfico. Se trata de uno de los rincones más retratados por vecinos y visitantes. Desde su mirador, podrás retratar los mejores atardeceres. Rincón de visita obligada, junto con otros como el Jardín Botánico Molino de Inca, la Torre Pimentel  o el Parque de la Batería. Sus jardines, cuidados y con una vegetación que se adapta a cada época del año, también son muy valorados por los turistas, seducidos por este singular edificio del que seguro te enamorarás con tan sólo ver una imagen.

Vengas para varios días o tu visita sea más fugaz, haz un hueco para sentir la belleza de este palacete. Seguro que no te arrepentirás. Además si no sabes cómo organizarte, puedes ver nuestros itinerarios de visita o preguntarle a nuestros técnicos de las tres oficinas de turismo que te ayudarán a hacer tu visita perfecta para que conozcas Torremolinos a fondo.

Torremolinos Turismo
Torremolinos Turismo
Navega por nuestro blog y descubrirás que Torremolinos, aunque siempre lo relacionemos con playa y verano, también es un destino cultural y moderno donde se pueden visitar rincones tan originales como el Jardín Botánico o dar un vuelta a bordo de una jábega tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *