Diferentes barrios, diferentes caracteres: descubre todas las caras de Torremolinos
3 octubre, 2019

El Morro o La Punta de Torremolinos, un rincón natural que te sorprenderá.

La Punta o El Morro es uno de los rincones que sí o sí te sorprenderá cuando visites Torremolinos, ya que prácticamente estés donde estés te enamorará. Se trata de un monumento natural que divide dos de las playas más famosas de nuestra ciudad: La Carihuela y el Bajondillo y que encierra la historia de uno de los parajes más visitados del litoral.

 

Es El Morro un rincón con mucha historia que acogió el primer hotel de la Costa del Sol, el Hotel Castillo de Santa Clara. Mucho antes, en el siglo XVIII su mirador natural albergó una batería defensiva. Y es que Torremolinos, como otros rincones malagueños, resultó durante siglos especialmente vulnerable desde el mar, por lo que invasores y piratas solían entrar por la zona. Es por ello que el objetivo de defender la zona se escudriñó durante siglos y junto a esta batería destaca en la historia de Torremolinos la construcción de la Torre de los Molinos o Torre Pimentel, que da nombre a nuestra ciudad. Si quieres saber más sobre la Torre solo tienes que visitar este blog.

 

El Morro y el turismo, unidos de la mano

Gracias al Hotel Castillo de Santa Clara, que vió la luz de la mano del militar inglés George Langwhorty, más conocido como El Inglés de la Peseta, por el mirador de El Morro y sus zonas aledañas pasearon ilustres escritores, pintores y artistas de inicios del siglo XX como Dalí, Picasso y Luis Cernuda. Son muchos los que en sus obras hacen alusiones a esta zona de Torremolinos e incluso hay documentos gráficos que inmortalizan esos momentos. Uno de los más curiosos es el protagonizado por Gala Dalí, la mujer y musa del pintor surrealista que protagonizó el primer topless documentado de la historia de España y lo hizo en la playa que vigila guardián El Morro.

Langwhorty decidió junto a su mujer, remodelar la batería defensiva convirtiéndola en una residencia con espléndidos jardines y miradores mandaron construir caminos hasta las playas de La Carihuela y El Bajondillo, dando los primeros pasos de la historia del turismo de Torremolinos. Años después tras fallecer su esposa, decidió reconstruirla como el primer establecimiento hotelero de la Costa del Sol.

 

Esta monumental elevación rocosa ha sido protagonista de la gran transformación de nuestra ciudad. Pues tanto La Carihuela como el Bajondillo han sido dos barrios que tras el boom turístico de los años 50, cambiaron considerablemente su fisionomía pero manteniendo sus tradiciones, la esencia de dos pueblos pesqueros y sobre todo, la amabilidad de sus gentes.

 

A finales de los años 60 con la construcción del Paseo Marítimo, el rincón natural pasó de ser elemento separador y se convirtió además en el nexo de unión de dos de las playas más concurridas donde dar un paseo es toda una experiencia de relax. Dicen los lugareños que pararse ante El Morro, respirar y sentarte en uno de los chiringuitos cercanos para disfrutar de una cerveza fresquita es uno de los placeres que todo visitante debería experimentar al menos una vez en Torremolinos. Y es que la vista impresiona, sobre todo si subes al mirador.

 

Miradores para ver toda la Bahía

 

Si eres de los que cuando viajas a una ciudad vas buscando miradores que te hagan asomarte y quedarte sin habla con sus vistas, debes saber que muy cerca de El Morro nos encontramos con el mirador Castillo del Inglés o del Vigía. Puedes visitarlo de 10 a 18 horas.

Junto a este mirador puedes encontrar otros por la zona o muy cerca de ella. Desde el mirador situado en la Plaza Cantabria verás con detalle una fabulosa vista del monumento natural.

 

Si quieres seguir descubriendo vistas te aconsejamos hacer la ruta de los miradores que ya te descubrimos en este blog a través de este post.

 

Más rincones a visitar en la zona

Pero si estás por la zona quizás quieras explorar un poco más y visitar otros rincones de Torremolinos. Cerca del mirador encontrarás el Parque de la Batería, una de las visitas recomendadas si vienes con niños. Es el lugar perfecto para perderte con más de 74.000 metros cuadrados y un gran lago artificial donde podrás disfrutar de un paseo en barca.

 

Eso sí los más pequeños tienen su rincón favorito y junto a las dos zonas de juego divididas por edades, sin duda el tiovivo es el gran atractivo para ellos. Más de 50 figuras lo decoran en un estilo veneciano que hace las delicias de niños y mayores.

 

Hablando de vistas, desde la Torre Mirador, con una altura de 15 metros, puedes ver una de las mejores panorámicas de la Bahía. Y a diferencia de otros miradores, para subir hasta la cima de esta torre, hay ascensor.

​Relajarte en la playa frente al monumento natural

Pero sin duda, gracias a nuestra temperatura media de 18,5 grados y a nuestro otoño caluroso, una apuesta segura para disfrutar de El Morro es relajarte en la playa. Más de 2 kilómetros de arena fina que te harán olvidarte de la rutina, disfrutar del agua y dejar tu mente volar.

Tanto la Playa de la Carihuela como la del Bajondillo son de las una de las mejor consideradas por turistas y visitantes, de la que han podido disfrutar multitud de estrellas de Hollywood y que siempre ha sido bastante popular. El descanso y el disfrute está en este sentido, asegurado y además hacerlo mientras disfrutas de unas vistas únicas, es una experiencia que te aseguramos te encantará.

Torremolinos Turismo
Torremolinos Turismo
Navega por nuestro blog y descubrirás que Torremolinos, aunque siempre lo relacionemos con playa y verano, también es un destino cultural y moderno donde se pueden visitar rincones tan originales como el Jardín Botánico o dar un vuelta a bordo de una jábega tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *