cocteles torremolinos
¿Te apetece un cocktail? Tomátelo en Torremolinos
15 febrero, 2019
Senderismo en Torremolinos
Rutas de senderismo a pie y en bici que podrás hacer en Torremolinos
5 marzo, 2019

La torre de Pimentel, o Torre de los molinos: el emblema de Torremolinos

torre pimentel

Si paseas por la calle San Miguel hacia la Playa del Bajondillo, entre tiendas de artesanía y souvenirs, te encontrarás con el principal monumento de Torremolinos, se trata de una gran torre, de unos 12 metros de altura, conocida como la Torre Pimentel o de los Molinos, que por tanto es la que da nombre a la ciudad: torre Molina, la torre que defiende los molinos.

Su historia

Construida entre los siglos XIII y XIV por la dinastía musulmana nazarí, se trata de una de las torres de vigilancia costera que jalonaban la frontera con el Mediterráneo. A su alrededor se ubicaban distintos molinos, que empleaban la fuerza que les suministraba el agua encauzada desde los manantiales que se encuentran a pie de monte en las estribaciones de la Sierra de Mijas.

Se trataba de un enclave estratégico de primer orden, pues esta torre era la encargada de avisar de los peligros que se producían en la costa occidental, mediante señales, a las defensas de la capital, Málaqa, así como proteger una serie de molinos y un punto para realizar aguada tan necesaria para el abastecimiento de embarcaciones.

En los repartimientos de 1497 que realizan los Reyes Católicos tras la conquista de Málaga, se citan tanto la torre como los molinos como parte de una concesión o premio a Rodrigo de Pimentel por sus servicios militares durante la contienda, aunque este no tomó posesión de los mismos, pasando a propiedad municipal. Esto mismo ocurrió en otros enclaves costeros dado el coste que representaba su mantenimiento y su peligrosidad por la piratería.

La torre ha mantenido su uso como elemento defensivo a lo largo de toda la época moderna y contemporánea, siendo por tanto mantenida y reformada según las necesidades de cada época, cerrándose algunos huecos de ventanas y abriéndose otros. Desde su posición privilegiada al borde del acantilado que domina la barriada del Bajondillo, ha sido testigo de la evolución de este barrio molinero. Rodeándola se encontraban los molinos del Rosario y de la Torre, por debajo el molino de Bóveda que aún conserva hoy gran parte de su estructura primitiva. Les seguían los molinos del Pato, Caracol, Esperanza, Gloria, de la Cruz, el Nuevo y ya en la mismísima arena de la playa el Molino del Peligro.

Uno de los episodios más destacables de la historia de este barrio molinero fue su destrucción en 1704 a manos del almirante de la armada inglesa que acababa de tomar Gibraltar, Sir George Rooke, el cual, tras atacar el puerto de Málaga, decidió realizar aguada en Torremolinos y debilitar estratégicamente a la capital destruyendo los molinos que la alimentaban. Para evitar nuevos ataques se colocaron junto a la base de la muralla una batería de cañones en 1755. Hecho que da origen al topónimo Mirador de las cañoneras al espacio donde se ubicaron estos cañones justo al borde del escarpe delante de la torre.

El barrio siguió con su actividad molinera hasta el primer tercio del siglo XX. Cuando con la segunda traída de aguas a Málaga, Torremolinos pierde la fuerza motora de su principal industria y pasa poco a poco a reinventarse con algo tan novedoso como el turismo.

Torre Pimentel Blog

Cómo es la Torre

La Torre Pimentel está construida al borde de un acantilado entre la calle San Miguel y la Cuesta del Tajo. En su construcción destaca la utilización de la técnica del tapial, al igual que la Alcazaba de Málaga. Presenta una altura de 12 metros, contando con una base maciza y dos plantas. Su forma es cuadrada con tendencia al prisma, siendo la parte inferior algo más ancha que la superior. En su base, en las caras norte y sur, se aprecian unos recrecidos a modo de revellines, quizás para contribuir a su mejor defensa ante los cambios en las estrategias bélicas.

El acceso a la torre, como es habitual, se realizaba mediante el uso de una ladronera y una escala de cuerda que se recogía para proteger al torrero. En su interior la primera planta presenta una sala amplia dividida por un gran arco, que ayuda a soportar la segunda planta que está dividida en tres pequeñas estancias separadas por arcos de ladrillo macizo. En todas sus caras hay aperturas para facilitar las labores de vigilancia. Por dentro, adosada a la pared norte y oeste, se articula una escalera que comunica cada planta y la terraza. Aunque a día de hoy, no es visitable, su entorno cambiará pronto tras el proyecto de remodelación que se va a llevar a cabo por parte del Ayuntamiento de Torremolinos.

Remodelación y Puesta en Valor

A pesar de ser un monumento con gran valor histórico para Torremolinos y declarado por la Junta de Andalucía Bien de Interés Cultural desde 1985, en estos momentos no es posible visitarlo, principalmente por la dificultad en su accesibilidad.
No obstante, este emblemático monumento está siendo objeto de un plan de restauración así como su entorno inmediato donde se pretende poner en valor tras una remodelación, procediendo a la retirada de carteles comerciales, toldos y cerramientos de terrenos colindantes que obstaculizan la visión de la fortificación.

La rehabilitación de la Torre Pimentel forma parte de una apuesta por renovar el entorno de la Cuesta del Tajo, calle Peligro y la Plaza Costa del Sol, recientemente inaugurada.

La Torre Pimentel es uno de los iconos de Torremolinos, que sí o sí tendrás que visitar cuando vengas. Además, te recomendamos también visitarla de noche, ya que el paseo nocturno entre la Cuesta del Tajo y la calle San Miguel es una experiencia única para para dejarse llevar por la imaginación y viajar a través de la historia.

Miguel Vila Oblitas
Miguel Vila Oblitas
Arqueólogo. Gestor del Patrimonio histórico arqueológico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *